Todo acerca de Sue

Si viajas a Chicago puedes conocer a Sue, el más grande, completo y mejor conservado Tiranosaurio Rex jamás descubierto. Sus restos fosilizados forman parte de las atracciones permanentes del Fiel Museum de Chicago, por lo que no necesitarás pagar ningún extra como es el caso de las exposiciones especiales.

No se sabe si Sue era macho o hembra, y nadie puede esta seguro al respecto.
Pero sobre lo que no hay cuestiones ni sospechas es acerca de la veracidad de Sue. Estos fósiles son algo real. No verás en el museo de Chicago un modelo de plástico o un moldeado en yeso de fósiles de un dinosaurio. Tampoco son un mosaico armado con huesos de diferentes especímenes. Estos son los huesos fosilizados de un real animal prehistórico, encontrados en el preciso lugar donde este animal encontró la muerte hace millones de años.
En estos tiempos cuando muchos museos están mostrando réplicas de esqueletos de dinosaurios, el Museo de Ciencias Naturales de Chicago garantiza la autenticidad de este ejemplar. Su nombre es Sue y aquí queremos hacerlo conocer.

El descubrimiento de Sue

En el verano de 1990, Susan Hendrickson, un buscadora amateur de fósiles, estaba trabajando en un sitio cercano al pueblo de Faith en el estado de South Dakota. Temprano en la mañana del 12 de agosto de ese año el vehículo en el que se desplazaba el equipo rompió uno de sus neumáticos. Mientras los muchachos se encargaban de cambiarlo ella se alejó tratando de echar una mirada por restos fósiles.

Susan escaló entonces unas elevaciones de rocas sedimentarias que habían capturado su atención y a los pocos minutos encontró ciertos fragmentos de hueso sobre el terreno. Inmediatamente comenzó a observar detenidamente los acantilados tratando de ver desde donde habían caído y fue entonces cuando descubrió unos enormes huesos de dinosaurio.
Ella subió hacia el acantilado para ver los huesos de cerca y por sus características y tamaño le pareció que pertenecían a un Tiranosaurio Rex. Cuando el equipo se reunió no solamente confirmó su hallazgo sino que rápidamente bautizaron los fósiles con el nombre de “Sue” en su honor.

A medida que fueron desenterrando los huesos y excavando seguían encontrando partes de este magnífico rompecabezas. Cada jornada de trabajo era una sorpresa y cuanto más buscaban más encontraban.

Hasta el momento se habían descubierto no más de 10 ejemplares fosilizados de esta especie, pero nunca antes se habían descubierto más del 90% de los huesos de un ejemplar. Pero no sorprendió solamente lo completo de Sue. Era también sorprendente la calidad del material encontrado. Los huesos estaban muy bien conservados y mostraban detalles nunca antes observados.

Sue viaja a Chicago

Este dinosaurio recorrió un largo camino para llegar al Field Museum de Chicago.
Como era de suponer conocido el descubrimiento del los restos se originó una controversia legal donde varios lo reclamaban como propio. Los dueños de los terrenos, los indígenas de una reservación cercana, el Estado y por supuesto Susan y el resto de los descubridores.
¿Quién sería entonces el dueño de Sue? Tomo 5 largos años solucionar el problema pero finalmente la justicia le otorgó la propiedad al dueño de las tierras donde el esqueleto fue encontrado.

El ranchero decidió entonces llevar a Sue en una subasta pública para sacarle a los huesos algún provecho. El remate se realizó en la prestigiosa casa de subastas Sotheby’s de New York el sábado 4 de octubre de 1997.
Luego de solamente 8 minutos de ofertas el martillo determinó que serían vendidos al Field Museum de Chicago por la cifra de 8.4 millones de dólares. Nunca antes se había pagado tanto dinero por un fósil.
La corporación McDonald’s, Walt Disney World y varios donante particulares aportaron el dinero para la compra.
Finalmente dos semanas después -el 20 de octubre- los huesos de Sue convenientemente embalados llegaron a Chicago.

Preparando a Sue

En 1998 científicos del Field Museum comenzaron a limpiar algunos de los huesos de Sue en un laboratorio especialmente construido para la preparación de fósiles en el parque temático Animal Kingdom de Walt Disney World en Orlando, Florida.
simultáneamente se inauguró en el museo de Chicago un laboratorio permanente de preparación de Fósiles solventado por la empresa McDonald’s.
A partir de allí de realizaron estudios sobre el ejemplar. El paleontólogo Dr. Chris Brochu llevó adelante una investigación científica que es considerada el primer estudio científico completa de un esqueleto de Tiranosaurio Rex.

El 17 de mayo de 2000 Sue fue presentado en sociedad y desde entonces es accesible a todo el público que visita el Museo de Ciencias Naturales de Chicago. Su presencia lo transformó en poco tiempo en un verdadero icono del Field Museum y quienes lo conocen quedan asombrados con su porte y presencia.

Otras curiosidades:

Han sido hechas varias réplicas exactas de Sue que se ofrecen a otras instituciones como muestra itinerante. Una de ellas fue la que se mostró en el verano de 2000 en la Union Station de Chicago.
El cráneo de Sue mide 5 pies (1.5 metros) y pesa 600 libras (272 kg.) El tamaño de sus colmillos asusta: Entre 7 1/2 y 12 pulgadas de largo (19.05 to 30.5 centimetros)
Los restos de Sue fueron encontrados en Norteamérica y se estima que pertenecen al periodo cretáceo, unos 65 millones de años atrás en la historia.

Más sobre el Fiel Museum de Chicago

Tags:

1 comentario

Trackback  •  Comments RSS

  1. braulio y andrea dice:

    hola a todos
    a mi primo y a mi nos encantan los dinosaurios y en especial el fosil de sue
    es increiblemente imposible que este en buen estado pero la ciencia lo puede todo jijiji
    adios

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Top