Breve Historia de Chicago

Chicago HistoriaSegún los relatos de los exploradores del siglo XVII, los indígenas de Illinois fueron los primeros en reclamar el territorio llamándolo “Chicaugou” -que significa poderoso o grande- en referencia a los “grandes jefes” de las tribus de la región.

Los primeros exploradores europeos en poner pie en el lugar destinado a convertirse en Chicago fueron Louis Joliet y el P. Jacques Marquette. Los dos exploradores fueron comisionados por el Gobierno francés en 1673. El padre Marquette regresó a la zona sólo un año después para establecer una misión india.

El primer colonizador europeo de Chicago fue el Afro-Antillano Jean Baptiste Point Du Sable, de origen francés, que llegó a la zona hacia 1780. Se casó con una india potawatomi llamada Kittihawa y tuvo dos hijos, Jean y Susanne. En 1779 partió de Peoria y exploró el norte hasta una zona llamada en esa época “Eschikagou” (Chicago) por los indios. Du Sable, reconociendo su potencial, decidió instalarse allí y construir la primera vivienda permanente a orillas del río.Chicago Historia

Du Sable estableció un puesto comercial que se convirtió en el principal punto de suministro para comerciantes y tramperos que iban al Oeste. El puesto de Du Sable prosperó mucho y él se hizo bastante rico. En 1796 nació su nieta convirtiéndose en el primer niño nacido en el área del actual Chicago.

Desarrollo de la ciudad

Aunque Chicago sufrió una serie de problemas -incluyendo la masacre de Fort Dearborn por una tribu de indios hostiles y la Guerra de 1812 entre Estados Unidos y Gran Bretaña- logró mantener sus posesiones territoriales y expandir sus límites.

Con el desarrollo del ferrocarril y el la construcción del canal Illinois/Michigan Chicago se hizo líder en la industrias ganadera. También se destacó en el área de las virutas de madera, la leña y el trigo. Pronto se corrió la voz de que la ciudad estaba llena de oportunidades y para mediados de la década de 1850 llegaban cada año a la ciudad casi 100.000 inmigrantes buscando tierra y trabajo.

En 1860, Chicago fue sede de la Convención Nacional Republicana que nombró a Abraham Lincoln como el candidato presidencial. Un año después, durante su mandato, comenzó la Guerra Civil.

El Chicago de la posguerra fue imparable. Creció la población, se duplicaron los envíos de cereal y los comerciantes prosperaron.

El Gran Incendio

En 1871 el Gran incendio de Chicago destruyó la mayor parte de la ciudad. Comenzó en el distrito maderero de la zona oeste y dicen que una vaca que golpeó una lámpara de queroseno en un establo dio inició al siniestro. Para el 10 de octubre el fuego había destruido gran parte de la ciudad llevándose al menos 250 vidas y dejando a 100.000 residentes sin hogar. Más de 17.000 edificios fueron destruidos y las propiedades dañadas se estimaron en 200 millones de dólares.

Después del incendio, surgió un Chicago más grande. Arquitectos de fama internacional vinieron a la ciudad para su reconstrucción. En pocos años, Chicago resurgió y fue elegida sede de la Exposición Mundial Colombina de 1893 que atrajo a 2,5 millones de visitantes.

A Century of Progress

En 1933 y 1934 se organizó la Feria mundial de Chicago, conocida como “A Century of Progress” -Un siglo de progreso- siendo su finalidad celebrar una feria mundial en Chicago en 1933. La exposición fue ideada conmemorando la ciudad de Chicago y su aporte a los logros científicos e industriales de ese tiempo.

Situada al sur del Navy Pier (Muelle de la Armada), dicha exposición -A Century of Progress- tenía 112 hectáreas ocupadas a orillas del lago y a poca distancia del centro de Chicago. La zona de la feria comprendía dos lagunas artificiales y la Northerly Island.

La feria se inauguró el 27 de mayo de 1933, cuando se encendieron las luces con los rayos de la estrella Arcturus. Los rayos se concentraron en células fotoeléctricas en una serie de observatorios astronómicos y luego se transformaron en energía eléctrica que se transmitió a Chicago.

A diferencia de cualquier feria anterior -A Century of Progress- celebró el color y el alumbrado. La arquitectura de la feria se vio influida por la Gran Depresión de la época. Más que centrarse en la arquitectura, la feria se centro en el progreso científico y tecnológico y en los procesos de fabricación relacionados con ello.

La “A Century of Progress Exposition” fue un éxito sin precedentes y acogió a más de 48 millones de visitantes en los dos años que duró. Ofreció un vislumbre animador de un futuro materializado por la tecnología mientras honraba los logros del pasado.

Hoy en día Chicago es una ciudad dinámica y culturalmente diversa. Es un centro internacional de negocios y destino de viajes de ocio. Esto se debe en parte a la accesibilidad de la ciudad mediante el transporte, a una próspera comunidad de negocios, hoteles, restaurantes, lugares de compras y atracciones de todo tipo.

Chicago Historia

Top